Orienteering: para activar tu cuerpo y mente.

Orienteering es un deporte practicado al aire libre al español se traduce como orientación. La esencia de esta especialidad consiste en la capacidad de buscar la ubicación de ciertos puntos que se han establecidos en un mapa.

Los países nórdicos se coronan frecuentemente como líderes, en las competiciones de orienteering a nivel mundial, quizás esto se deba a que son los precursores de este deporte.

El orienteering cuenta con una federación a nivel mundial, que se creó en 1961 y es conocida como la IOF (siglas en ingles) y que significa “federación internacional de orientación”.

En la actualidad, la práctica de orienteering ha ido en aumento, donde la IOF ha dado la acogida a nuevos participantes de distintos continentes quienes lo practican en modalidades de carreras forestales de larga distancia, y los denominados sprint urbanos.

¿En qué consiste el orienteering?

Debes realizar un recorrido, donde visitarás todos los puntos que han sido señalados en el mapa. La lectura del mismo dependerá de acuerdo a tu conocimiento y habilidad con estos, por otro lado, puedes ayudarte con la brújula para buscar la mejor orientación en cuanto a los puntos de referencia.

Incluso, si decides apurar el paso y correr rápido, es recomendable que actives tu mente primero; una de las claves es escoger la mejor ruta para alcanzar un buen tiempo y quizás con menos rendimiento físico.

¿Quiénes lo pueden practicar?

Este deporte es ideal para toda la familia, desde niños hasta deportistas profesionales. El orienteering, puede practicarlo un individuo que quiera tener contacto con la naturaleza, y que tal vez no esté en la mejor condición física, pero que puede suplir con su capacidad de lectura de mapas y orientación.

Variaciones del orienteering.

El orienteering se puede practicar en 4 modalidades deportivas: a pie, en bicicleta de montaña, esquí y orientación de senderos, las cuales están permitidas por la federación internacional de orientación.

Otra diversificación que ha presentado la IOF, se refiere al uso de un pulsómetro GPS, permitido solo cuando no sea usado como instrumento de navegación, tal es el caso de los relojes que permiten registrar tu ruta recorrida y luego analizarla.

Beneficios que podemos alcanzar al practicar el orienteering

Tu condición física y mental, son dos aspectos que puedes ejercitar con esta actividad. Asimismo, al hacer lo que implica el senderismo, como el contacto físico con la naturaleza y todos los elementos que la conforman, pondrás a trabajar tu mente.

El orienteering te ofrece la oportunidad de fomentar tu autonomía, intrínsecamente relacionado con la toma de decisiones como por ejemplo al estar obligado a realizar una determinada ruta según el terreno donde te encuentres.

Adicionalmente por practicarse al aire libre, crea un valor de conservación y conciencia en cuanto al medio ambiente que te rodea donde puedes ejercitarte y recrearte.

Por último, puedes agregar otra utilidad del orienteering al practicarlo, ya que te permite ser parte de una comunidad activa, entrelazando el descubrimiento de nuevos terrenos con el contacto con personas nuevas.

De igual manera al practicarlo, tu sentido de reubicación en terrenos y zonas se desarrolla, pudiendo prestar tu ayuda para salvar una vida o encontrar la mascota perdida de tu vecindario.

Autor entrada: admin