Escoge tu pizarra blanca con estos consejos

Para cualquier empresa o para el uso en tu hogar, las pizarras blancas se convierten en herramientas muy prácticas a considerar. Puedes encontrar tanto pizarras blancas pequeñas como grandes en el mercado, y tu mejor opción siempre será comprarlas online para que puedas ahorrar dinero.

Pero, debes asegurarte de tomar una buena decisión de compra para que puedas tener una pizarra que se ajuste por completo a lo que buscas. Es por este motivo que, te recomiendo que sigas leyendo este post para conseguir el modelo que se ajuste más a tus necesidades.

¿Cómo se debe escoger una pizarra blanca?

A la hora de escoger una pizarra blanca debes asegurarte de fijarte en algunos puntos básicos para elegir bien, dentro de los cuales están los siguientes:

Tipo de superficie

Es un aspecto fundamental que debes tener en cuenta, porque de esta dependerá en gran medida el rendimiento que tendrás en tu pizarra. Para un uso esporádico las superficies de melamina son una buena alternativa, aunque estas suelen mancharse más rápido.

Por otra parte, para el uso en oficinas, se aconsejan las superficies de acero lacado o vitrificado. Esto debido a que estas superficies son mucho más resistentes a las manchas, y son magnéticas por lo que podrás usar imanes sobre las mismas.

Tamaño de la pizarra

Puedes encontrarte con pizarras de todos los tamaños en el mercado, desde las que son muy pequeñas hasta las de gran tamaño. Debes tener en cuenta que el tamaño dependerá del espacio que tengas para la instalación.

Por este motivo, será fundamental que tomes medidas del lugar donde vas a instalar la pizarra para que consigas así el máximo rendimiento. Esto te permitirá que puedas elegir una pizarra que se ajuste por completo a lo que buscas, y que no elegirás unas medidas que no vayan de acuerdo con tus necesidades.

Elementos de movilidad

Es vital que tengas claro si la pizarra que vas a comprar se tendrá que mover constantemente para utilizar los elementos de movilidad adecuados. Para las pizarras pequeñas un caballete será suficiente para instalarla en cualquier parte que necesites.

Pero, si hablamos de una pizarra de unas dimensiones considerables debes asegurarte de que tenga una estructura con ruedas. De esta forma, se facilitará en gran medida que se tengan los resultados esperados a la hora de mover la pizarra, y no existirá ningún tipo de inconveniente si se requiere llevarla de un lado a otro en tu oficina.

Autor entrada: Carmen