Como se deben cuidar los frenos de un coche

 

Los elementos de seguridad de un coche son básicos, en especial porque te permitirán evitar cualquier tipo de accidentes. Si estás buscando un motor segunda mano audi a2, te invito a visitar Motores DYG, porque allí encontrarás las mejores opciones y a los precios más atractivos del mercado.

Pero, si tu motor está en buen estado, debes tener en cuenta que los frenos son una parte fundamental del vehículo. Si los frenos están desgastados puedes ser propenso a sufrir accidentes en las vías, por lo que hoy te voy a dar unas recomendaciones para cuidarlos.

Consejos para el cuidado de los frenos

Cuidar los frenos de cualquier vehículo puede resultar bastante fácil, pero debes asegurarte de seguir unas pautas para que no cometas errores. Dentro de los puntos básicos a considerar están:

Desgaste de las pastillas

Es vital que estés muy pendiente del desgaste de las pastillas de freno, en especial cuando las temperaturas son elevadas que tienden a desgastarse más. En todo caso, nunca deberías dejar que la goma de frenado pase por debajo de los 3mm para evitar accidentes.

Sin embargo, muchos son los talleres mecánicos que recomiendan hacer el cambio de las pastillas cuando estas aún tienen un 20% de la goma de frenado. Si se hace el cambio en este momento evitarás inconvenientes.

No recalientes las pastillas

Es importante conducir con precaución, en especial durante el verano, porque el sistema de frenos tiende a recalentarse más fácilmente. Por este motivo, se recomienda aplicar el frenado con el motor para evitar que se recalienten las pastillas de freno.

En caso de que la goma se recaliente, se dará el caso de que las pastillas comienzan a cristalizarse y a producir problemas. Si están cristalizadas, podrían terminar por romper el disco de freno y esto llevaría a una reparación que será mucho más costosa.

Realiza mantenimientos periódicos

No únicamente es importante que las pastillas y los discos de frenos estén en buen estado para mantener un buen rendimiento. En todo caso, será importante que se hagan los mantenimientos periódicos por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros para asegurarse de que todo funciona correctamente.

Es muy importante que se revise el nivel de líquido de frenos del vehículo, evitando así cualquier tipo de inconvenientes que puedan surgir a la hora de conducir. En caso de ser necesario, lo mejor será cambiar las pastillas de freno para mantener la seguridad en las vías.

Autor entrada: Carmen