SI EL TENDIDO ELÉCTRICO NO LLEGA A TU CASA, LA SOLUCIÓN ESTÁ EN EL SOL

Un fotón es una partícula minúscula de energía que viaja a través de los rayos del sol. Esta partícula, al incidir sobre un material conductor, genera una pequeña chispa de corriente eléctrica. Y este es, básicamente, el principio en el que se fundamente toda la teoría de la energía solar fotovoltaica.

El inconveniente radica en que el aprovechamiento de esta forma de energía solo será posible mientas el sol esté en el cielo. Al llegar la noche no tendremos forma de volver a contar con la energía eléctrica que obtenemos de la red, salvo que hayamos contado con baterías. Para intentar solucionar esto, surgieron los acumuladores eléctricos que almacenan la energía procedente de las placas solares, y a los que recurrimos para producir corriente continua cuando ha llegado la noche y necesitamos que los enchufes sigan funcionando.

Algo que está pendiente de solucionar es que todavía el rendimiento de estos aparatos es pobre. Se necesitan generadores eléctricos de gran tamaño para surtir de electricidad durante horas a una pequeña vivienda. Y esto, frente al gasoil, es una gran desventaja, porque este último es mucho más económico y aporta mayor energía. Pero también contamina más.

18

Qué es un Kit Solar Fotovoltaico

Un Kit Solar Fotovoltaico es un sistema autónomo de obtención de energía eléctrica a partir de unas placas de silicio dispuestas en un lugar  despejado y orientadas hacia el sol. Aunque es caro de instalar, es una inversión que merece la pena si tienes conciencia ecológica o si simplemente necesitas iluminación en un lugar alejado de la red convencional; como una casa rural, un refugio de montaña, una autocaravana, o un pozo de bombeo de agua. Lo instalas, obtienes energía de manera permanente y te olvidas de pagar facturas eléctricas.

Para ello necesitarás un equipo formado por varias placas solares de al menos 60 vatios y una batería de acumuladores capaces de soportar esa potencia eléctrica. Los sistemas fotovoltaicos para pequeñas viviendas rurales se han simplificado mucho, y el cálculo de los paneles necesarios se realiza a partir del número de miembros que componen la unidad familiar y sus necesidades diarias en cuanto a electricidad para obtener luz, agua caliente o ver la televisión.

Lo bueno que tiene una instalación fotovoltaica es que es un conjunto modular. Siempre podrán añadirse nuevas placas solares en caso de que la demanda energética sea mayor, bien porque la familia ha aumentado, bien porque se han adquirido nuevos electrodomésticos para casa que aumentan el consumo eléctrico. Por tener una referencia numérica, podemos decir que una instalación que genere unos 7000 kW.h anuales proporciona energía suficiente para satisfacer la demanda eléctrica de una familia media que habite una casa en el mundo rural.

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *